La vida según Steve Jobs.

Buenas noches, a los “informáticos” siempre se nos cataloga de personas extrañas, freaks y demás motes… pero quizás tenga que ser un freak, alguien extraño el que sea capaz de soltar un discurso como el que dio (ver abajo) Steve Jobs en la Universidad de Stanford. Hace unos días una compañera de trabajo envió un correo-e a toda la gente de la división de Computing, con dos enlaces a Youtube. Los enlaces, contenían la primera y segunda parte del discurso que hizo Steve Jobs en el acto de graduación de la Universidad de Stanford. Después de los 13 minutos de duración, aproximada, ya nada será igual. Primero de todo mirar hacia atrás para “conectar los puntos”. Solo así puedes tener la perspectiva de qué has echo y dónde estás. También es importante “confiar en que las cosas saldrán bien”, así como “confiar en algo”, como dice Steve karma, sensaciones, llámalo X, a mi personalmente siempre me ha funcionado. Con sus palabras me he puesto a recordar y conectar los puntos y he visto que las grandes decisiones de mi vida se han tomado confiando que saldrían bien y empujadas por mi yo interior. “Ama lo que haces” es la única píldora para no caer en la trampa de la monotonía y ser creador se algo que te llene de satisfacción. Quizás el caso de Steve sea demasiado extremo, pero tiene razón cuando dice que sin ese amor por lo que hacía Apple, Mac y todo lo que ha echo no hubiera sido posible. “Aveces la vida te da en la cabeza como un ladrillo”, nadie discute este punto aunque deberíamos reflexionar y pensar que aveces necesitamos un cambio de perspectiva para poder continuar, quizás sea la forma que tiene nuestro cuerpo de avisarnos que no estamos haciendo lo que queremos, sino lo que debemos. Sólo así Steve se encontró de nuevo haciendo lo que amaba, al despedirlo de Apple y como el mismo dice “había cambiado el peso del éxito por la ligereza de ser un nuevo principiante”; y así nace, entro otras, Pixar y un tiempo más tarde vuelve a Apple. Luego el discurso se vuelve todavía más trascendental, en este punto quizás haya que anotar sus palabras y su experiencia y tenerlas a mano (nunca se sabe). “Sí hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?”, “recordar que voy a morir pronto es la herramienta más importante que haya encontrado” y “vuestro tiempo es limitado, así que no lo gastéis viviendo la vida de otro” son frases que con el tiempo y uniendo los puntos se ven más claras, pero muchas veces nos vemos envueltos por cárceles de humo con grilletes dogmáticos. Para terminar aré alusión, como Steve, a la frase “Sigue hambriento, sigue alocado” con la que terminaba la última edición de The Whole Earth Catalog. Claro está que ahora, cabe pensar, será una señal que un discurso así esté afectando en mi manera de ver las cosas, ¿llega justo a tiempo? y si la respuesta es sí, a tiempo de qué.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=ykUyVFkizfQ&feature=related 300 200]

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=X4xO1QUKYxM&feature=related 300 200]

Leave a Comment


NOTE - You can use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>