He perdido los zapatos.

“No se cómo decirte” es el título de una cación de Nena Daconte, muy apropiada para este post. Hay historias que uno no imagina que acabaran, dónde se depositarón miles de esperanzas y sueños que terminan quedando en el tintero del recuerdo. Como escribió Machado: “caminante, no hay camino, | se hace camino al andar.”, y a veces tus pasos no te llevan dónde habias soñado, dónde pensabas que llegaría. “Caminante, son tus huellas | el camino y nada más”, a cada paso que damos se borran tus pasos y jamás podrás recuperarlos. Así funciona la maquinaria de la vida; no se detiene nunca, así que hay que seguir adelante caminando y haciendo camino. Dos caminos se separan siempre por una misma razón, por que en un punto del camino los destinos empiezan a ser diferentes y con el paso del tiempo te das cuenta que te has alejado de la persona con la que empezaste, en un momento, a caminar. De repente ves a tú compañero distante, a lo lejos, caminando en una dirección cuando te das cuenta que tú vas en otra dirección siguiendo otros destinos, otros sueños, otros caminos que se cruzan.

Leave a Comment


NOTE - You can use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>