Pirata

Últimamente estamos leyendo como diferentes países, incluido el nuestro, empiezan a legislar para restringuir el tráfico P2P y las descargas “ilegales”.  No hace mucho (un año aprox.) Telefónica ya empezó a hacer pruebas con el protocolo P4P, diseñado para descongestionar las interconexiones entre operadoras de tráfico P2P y no perder dinero en estas interconexiones. En ese punto las operadoras ya querían “dominar” el P2P y modificar las aplicaciones P2P para utilizar un protocolo que aparte de controlar el tráfico también tiene la capacidad de controlar el contenido que circula por la red para comprobar si es legal o no. Un año después empezamos a vislumbrar como el gobierno empieza a mover ficha al estilo Sarkozy y para guinda nos colocan a la Sra. Sin-descargas. Pero el tema del P2P es la punta del iceberg, por debajo de la línea de flotación existe la gran idea del control. Todo en nuestra sociedad está controlado, y debido al crecimiento exponencial de Internet (no olvidemos que nació dentro del DARPA) ésta se ha vuelto una pequeña república bananera que para algunos es como un grano en el mismísimo codo (¿o era culo? :-P). De momento en la república bananera de Internet ya se nos ha aparecido un Díos que con su generosidad y bondad nos muestra el camino a seguir en Internet, a través de su buscador (o de sus mapas). Más tarde nos ofreció el maná del correo, las aplicaciones ofimáticas y un largo etc.  ¿Quienes son los ministros terrenales de éste Díos omnipotente y omnipresente? No hay que olvidar que el tuerto es el rey en el país de los ciegos, y que la inmensa mayoría de la gente va a “ciegas” por Internet y que solo cuenta con la ayuda de un tuerto, que no siempre tiene que ser de fiar y menos con tanta información (información = dinero). De momento parte del sector audiovisual ha “convencido” a nuestros gobiernos para filtrar el tráfico P2P, analizarlo (nuestra privacidad al carajo!)  y determinar si estas haciendo algo ilegal; recordemos que hace unos años ya nos metieron el canon digital por el orto y ahora se les ha quedado anticuado.

¿Qué nos queda? Pués la libertad de elegir. Al igual que en la relación sadomasoquista, el amo/a tiene el control mientras el esclavo/a le deje.  Pués por qué vamos a luchar nosotros, dejemos que sean las operadoras las que luchen contra el gobierno en esta batalla por el control de La Red. Si nos damos de baja de nuestra connexion casera a Internet y las operadores empiezan a perder mercado; empezaran a luchar. No es tan difícil vivir sin Internet, podemos ir a bibliotecas, lugares públicos donde los ayuntamientos tiene accesos libres a Wifi, etc. Si es una batalla deberemos luchar (no solo manisfestarnos) y el camino no será fácil, pero entre todos podemos conseguirlo.

Leave a Comment


NOTE - You can use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>